Concejales del gobierno municipal acudirán mañana a la cabalgata por el centro que reclama más derechos y leyes por la integración social

PACO MORENO

Cuando el alcalde Joan Ribó habló en su discurso de investidura de «tiempo nuevo» en el Ayuntamiento se refería a cosas como las que ocurrirán hoy en el Consistorio, que por primera vez acogerá un acto de apoyo al día del Orgullo Gay con una recepción en el Salón de Cristales y el despliegue de una bandera arcoíris de cuatro metros de longitud desde el balcón.

Sucederá esta tarde, en un «hecho histórico», según calificó ayer Mariana Urueña, secretaria de Organización de la asociación Lambda, convocante de la cabalgata que se celebrará mañana desde el Parterre hasta la plaza del Ayuntamiento, pasando por las calles Colón y Marqués de Sotelo.

«Será la manifestación con más presencia hasta ahora»

El gobierno formado por el tripartito quiere también visibilizar su apoyo de otro modo al llamado movimiento LGTB (siglas que engloban al colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales). Un portavoz del Consistorio adelantó que habrá concejales en la cabalgata.

Pero eso será mañana. Hoy, los viandantes que pasen por la plaza del Ayuntamiento podrán ver una gran bandera arcoíris desplegada en la fachada principal. El alcalde Ribó, junto a representantes de las asociaciones invitadas, colocarán la enseña multicolor sobre la balaustrada de piedra del balcón.

El objetivo, indicaron las mismas fuentes, es dar visibilidad a las distintas orientaciones sexuales e identidades de género. Todo ello «desde la premisa del respeto y la convivencia como valores que sustentan la normalidad ciudadana, y el compromiso con la defensa de la libertad».

Tras los discursos oficiales, el alcalde recibirá la bandera de manos de los representantes de cada una de las seis entidades LGTB. Y junto a todos, saldrá al balcón para el despliegue de la enseña. Mientras se descuelga la insignia, dentro del Consistorio sonará la canción ‘Over the rainbow’, la música emblemática de este movimiento.

La fachada del Ayuntamiento mostrará esa gran bandera central y dos más laterales, estas últimas en las dos torretas laterales, durante todo el fin de semana. Las laterales se mantendrán durante toda la semana próxima. Urueña insistió en que «jamás» se ha realizado algo igual en el Consistorio. Al acto anunció su asistencia la concejala del PP Lourdes Bernal.

Lo más importante de la jornada de dos días, comentó la secretaria de Organización de Lambda, es conseguir una mayor visibilidad hacia la sociedad. Todavía hay claras muestras de discriminación, como un dato que destacó Urueña sobre los denominados crímenes de odio: «El 40% de las víctimas son LGTB», dijo.

La coordinadora general de la asociación, Fani Boronat, indicó por su parte que «en los últimos años hemos avanzado mucho con leyes como la del Matrimonio Igualitario o la Ley de Identidad de Género, pero estamos lejos todavía de disfrutar de la igualdad legal y social».

En esta línea, Urueña destacó que la Organización Mundial de la Salud sigue considerando la transexualidad como una patología, una enfermedad. «Hasta los años 90 era considerada así la homosexualidad, lo que por fortuna ya no está». Una ley integral para la igualdad LGTB, un pacto de Estado contra los recortes en el tratamiento del Sida o la aplicación de medidas urgentes contra la discriminación. «Salimos a las calles para gritar que las personas trans no estamos enfermas, por visibilizar y reivindicar los derechos de nuestras familias», dijo por último Fani Boronat.

Publicado por Las Provincias.es