La Ley de Movilidad se reforma para ampliaren hasta cuatro años el servicio máximoque puede prestar un vehículo con licencia

PACO MORENO | VALENCIA

Los vehículos que hagan servicio de taxi sin la obligada licencia serán inmovilizados en caso de ser detectados por la Policía Local o la Guardia Civil. Así aparece en una modificación de la Ley de Movilidad publicada por el Diario Oficial de la Generalitat y supone un paso más en el cerco a los conductores piratas, que se han expandido los últimos meses gracias a nuevas aplicaciones informáticas.

Fernando del Molino, presidente de la Confederación de Autónomos del Taxi de la Comunitat Valenciana, destacó ayer que la medida responde a las reivindicaciones del sector, que se viene quejando desde hace años de la proliferación de taxis piratas, sin ningún tipo de licencia, en zonas como el entorno de los aeropuertos de Manises y l’Altet, así como en las proximidades de la estación Joaquín Sorolla y los hoteles de lujo en el caso de Valencia.

«Ahora, lo que toca es poner en práctica la nueva normativa y aumentar las inspecciones», subrayó. Debido a la falta de personal de la Conselleria de Infraestructuras para este cometido, confió en la labor de la Policía Local y la Guardia Civil.

«Quedamos en que cuando se modificara la Ley de Movilidad, entonces habría una serie de reuniones para coordinar este trabajo. Queremos estar presentes porque tenemos mucha información útil que dar a los agentes», destacó.

Hasta ahora, la práctica común era multar al taxista ilegal, aunque no se inmovilizaba el vehículo. «Había quien se declaraba insolvente o empresas a las que les daba igual las multas porque les compensaba», comentó DelMolino. Ahora, con el bloqueo del coche o la furgoneta, subrayó que «será más difícil para ellos y eso nos ayudará».

La medida cautelar dice que «cuando se detecten infracciones que consistan en la prestación de un transporte público discrecional de viajeros en vehículos de turismo sin disponer de la pertinente autorización, se inmovilizará inmediatamente el vehículo».

Otra de las novedades de la Ley de Movilidad es que se amplía el plazo de servicio de los vehículos, que pasa de ocho a diez años, con la posibilidad de llegar a 12 años. Para llegar a la década tendrá que pasar cada seis meses la inspección técnica de vehículos, mientras que más allá será necesario un informe anual favorable del Consejo de Taxi.

En este caso, la iniciativa surgió de una propuesta de la Asociación Alicantina de Radio Teletaxi. «Fue por un caso personal, un compañero que había estado enfermo varios años y que cuando empezó a trabajar de nuevo le dijeron que debía cambiar de vehículos, cuando estaba en buenas condiciones».

Un taxi puede recorrer entre 50.000 y 60.000 kilómetros al año, aunque en el caso de que haya dos conductores puede superar los 100.000 kilómetros. «Yo lo cambio cada cinco o seis años, pero entiendo que los vehículos pueden aguantar más tiempo si se hace un mantenimiento adecuado», dijo. Por último, el próximo año se mantendrán las tarifas actuales, tanto en el taxi como en el resto del transporte público, como también publicó ayer el Diario Oficial

Publicado por Las Provincias.