Descargar PDF

Un informe elaborado por Obras y Servicios fija que la ratio debe bajarse de 4,8 taxis por cada mil habitantes a un máximo de 3,5.

El Servicio de Gestión y Control de Servicios Públicos y la Sección de Transportes del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife han emitido un informe en el que se fija el ratio de taxis por cada mil habitantes que debe aplicarse en la ciudad y que supondrá la disminución de 266 licencias.

En concreto, el estudio compara la proporción del número de licencias frente al número de habitantes en diferentes poblaciones españolas semejantes a la capitalina teniendo en cuenta aspectos como el turismo, la presencia del puerto, etc… y concluye que la gran mayoría tiene una proporción inferior a la de Santa Cruz que actualmente es de 4,84.

“Del análisis comparativo se deduce que, en el conjunto de las situaciones consideradas, la media de la proporción de licencias de taxis está en el orden del 3,17 por mil, llegando al 3,55 si se consideran condiciones especiales como las ya citadas”, detalla literalmente el informe.

Y es que en la actualidad Santa Cruz tiene 998 licencias activas, cuando se estima que debería tener un máximo de 732.

Preguntando por cómo prevé ejecutar esta disminución, el concejal de Obras y Servicios, Dámaso Arteaga, explica que a través de la subvención del cese de actividad con cuantías que van entre los 20.000 y los 30.000 euros y ejercitando el derecho del ayuntamiento al tanteo y retracto.

“Contamos con 800.000 euros para llevar a cabo las medidas necesarias y pensamos que no tiene por qué haber conflictividad, porque se lleva trabajando en esto mucho tiempo con el sector y consideran positiva la reducción de licencias. No obstante, hay que ver cómo se va a conseguir reducir esas licencias en la mesa del taxi”, detalla el edil, que estima que la medida podrá aprobarse por unanimidad o por lo menos con una amplia mayoría.

Sobre el tiempo que se da el ayuntamiento para ejecutar esa propuesta, Arteaga manifiesta: “Lo decidirá la mesa del taxi, pero difícilmente se hará a corto plazo porque se requieren al menos entre dos y tres años”.

Solo entre los año 2012 y 2013 se ha conseguido rebajar el número de licencias de 1086 a 998 gracias a la firma de un convenio con el Cabildo de Tenerife.

Visita el artículo original.