¿De verdad vale Uber 41.000 millones de dólares?

POR MIGUEL TOMÁS

Uber se ha convertido en la empresa no cotizada más valiosa del mundo. La compañía ha cerrado una ronda de financiación de 1.200 millones de dólares (976 millones de euros) que eleva su valoración hasta los 41.200 millones de dólares (33.500 millones de euros)

Esta cifra es cuatro veces la capitalización de la empresa de alquiler de automóviles Hertz. En España, sólo cinco compañías del Ibex 35 (Banco Santander, BBVA, Inditex, Indra y Telefónica) tienen una capitalización superior a la valoración de esta puntocom estadounidense.

La valoración de Uber, que se fundó en San Francisco en 2009, ha crecido un 126% en seis meses. En junio Uber fue valorada en 17.000 millones de dólares. Pero la locura inversora en compañías de Internet y de tecnología que se ha desatado en los últimos meses está elevando las cifras hasta cotas inimaginables hace tan sólo un año. Xiaomi, el fabricante chino de smartphones, también está negociando una ronda de financiación que fija su valor en unos 40.000 millones de dólares. Y hay otras tres puntocom con valoraciones de, al menos, 10.000 millones: Airbnb (13.000 millones de dólares), Dropbox y Snapchat (ambas con 10.000 millones).

La compra en febrero de WhatsApp por parte de Facebook por 21.800 millones de dólares y la exitosa salida a Bolsa de Alibaba han elevado el interés de los inversores por empresas tecnológicas con gran potencial de crecimiento, que pueden acabar siendo protagonistas de exitosas salidas a Bolsa o adquisiciones multimillonarias por parte de gigantes de Internet. Con esta escalada de las valoraciones, se han disparado también los temores acerca de una reedición de la temida burbuja puntocom.

El apetito inversor también se refleja en la cuantía de las rondas de financiación, que en mucho casos supera los 1.000 millones de dólares. Es el caso de la propia Uber, que ha cerrado en los últimos seis meses sendas rondas de 1.200 millones y, desde su fundación, ha recaudado un total de 2.700 millones.

Xiaomi, por su parte, negocia una inversión de 1.500 que, de cerrarse, podría igualar la que protagonizó Facebook en 2011, cuando consiguió 1.500 millones de dólares del capital riesgo en una operación que valoró la red social en 50.000 millones de dólares.

Los problemas de Uber con reguladores y colectivos de taxistas no han frenado a los inversores, que la ven como la empresa mejor situada para protagonizar el próximo gran pelotazo bursátil de Internet. Con los fondos conseguidos, la compañía estadounidense, que ya opera en 250 ciudades de 50 países, podrá acelerar su expansión internacional y hacer frente a los aspectos legales que frenan su adopción en muchas ciudades.

Como compañía no cotizada, Uber no ha desvelado cifras de negocio. Su fuente de ingresos son las comisiones (del orden del 20%) que cobra por cada trayecto que se cierra a través de su plataforma. Según filtró TechCrunch, el año pasado la compañía facturó 213 millones de dólares y el volumen de negocio que movió su servicio fue de 1.000 millones de dólares. The Wall Street Journal asegura, citando fuentes cercanas a la compañía, que la facturación está creciendo trimestralmente a un ritmo del 40

Publicado por Infotaxi.