Cuatro denuncias a taxistas en los primeros controles

PORMIGUEL TOMÁS

Los 44 taxis que pasaron la inspeccion el primer día de la campaña informativa sobre la nueva ordenanza del sector estaban mayoritariamente en buen estado de revista. De los controles realizados por la Policía Local, se formalizaron cuatro denuncias, lo que representa el 10% del total. 

Juan Sánchez, de uniforme con falda porque eso no está prohibido.

Los controles a los taxistas de la capital grancanaria para verificar el cumplimiento de la nueva ordenanza del sector se saldó el lunes con cuatro denuncias, del total de 44 inspecciones realizadas por la Policía Local. Según los datos facilitados ayer por el Ayuntamiento, las cuatro denuncias se refieren a incumplimientos relativos a las condiciones de trabajo de los taxistas, en tres de los casos, y a la carencia de hojas de reclamación en el otro.

Las tres infracciones laborales detectadas se reparten de forma que uno de los denunciados no aportó el contrato de trabajo, otro conducía un vehículo distinto al que estaba autorizado y el tercero no aportó el TC2, justificante de pago actualizado a la Seguridad Social. Los afectados cuentan con un plazo de 48 horas posteriores a la inspección para aportar la documentación correcta en el Ayuntamiento, antes de que se pueda iniciar un expediente sancionador.

Las inspecciones de la Policía Local tienen en primera instancia una función informativa, y de advertencia a los taxistas de las nuevas exigencias que plantea la nueva ordenanza del sector, que ha levantado diversas protestas en este colectivo. Entre las prioridades de la vigilancia policial se señala la correcta documentación de los conductores y de los vehículos, una vía con la que se pretende dar un paso en el cerco a los floteros y a la picaresca. Además de la variada documentación laboral que se requiere, la ordenanza obliga a disponer de libro de reclamaciones al alcance de los usuarios, además de diversos elementos de identificación en el interior del vehículo, a la vista del cliente, como el número de licencia municipal, la matrícula del coche y el cuadro de tarifas en vigor.

La ordenanza del taxi incluye la obligación de llevar uniforme desde el lunes 1 de septiembre, una exigencia recibida con distintas denuncias por parte de los sindicatos, que no ven en las medidas adoptadas la voluntad de erradicar el fraude en el sector

Publicado por Infotaxi.