El taxi no subirá ni un céntimo de euro en el 2014. El gobierno local y las dos asociaciones que agrupan a los profesionales del sector pactaron ayer mantener las tarifas actuales durante el próximo ejercicio sin aplicar ni siquiera la subida del IPC o del precio de los carburantes: el precio será idéntico al del 2013.

La última reunión entre la concejala de Tráfico y Movilidad, Begoña Freire, y los representantes de Radio Taxi y Tele Taxi, Leopoldo Villa y Manuel Sánchez Quindimil, terminó pasadas las diez de la noche.

El acuerdo no fue fácil. La crisis no ha sido suave con el sector y en la actualidad los taxistas necesitan trabajar casi el doble de horas para obtener los mismos ingresos que antes del 2008. De hecho, Tele Taxi había propuesto incrementar las tarifas en un 1,5 %, mientras que Radio Taxi apostó por un 2,5 %.

Sin embargo, durante las conversaciones aceptaron una subida de cero euros. Esa «contención en las tarifas», como la definió la concejala, no tiene precedentes inmediatos, ya que en ejercicios anteriores siempre se registró al menos un aumento similar al registrado por el IPC.

La audaz decisión de las asociaciones tiene el objetivo, como señaló la concejala, de que aumenten los usuarios del taxi.

Freire valoró la apuesta de los presidentes de ambas entidades. Insistió además en que el gobierno local «es consciente de las dificultades que están tendiendo muchos sectores a causa de la crisis, entre ellos el del taxi», y subrayó que el Ayuntamiento hará lo posible durante el próximo ejercicio para que aumente el número de usuarios.

La concejala explicó que se mantendrán reuniones periódicas para mejorar el servicio y la red de paradas, con el fin de que aumente la demanda tanto entre los vecinos de la ciudad como entre los visitantes.

El arranque del PMUS, que está en su fase final de redacción, también debería incluir medidas para incrementar el uso del transporte público en la ciudad.

La contención de las tarifas del taxi coincide con la anunciada moderación en el aumento de las del autobús urbano. Durante el próximo año el precio del billete ordinario subirá en tres céntimos a 1,30 euros. Se mantendrá el coste del bonobús social en 0,33 euros y el bonobús general, el que más usuarios cuenta en la ciudad, aumentará en dos céntimos hasta los 0,84 euros.

 

FUENTE: lavozdegalicia.es

Visita el artículo original.