Condenado un mosso a 15 años de cárcel por apuñalar hasta 13 veces a un taxista y dejarlo inválido

PORMIGUEL TOMÁS

 BARCELONA

La Audiencia de Barcelona ha condenado a 14 años y once meses de cárcel a un agente de los Mossos d’Equadra por un intento de asesinato con alevosía al apuñalar hasta 13 veces a un taxista tras una carrera la noche del 22 de septiembre de 2011 en Sant Fost de Campsetelles y dejarlo inválido.

Palacio de Justicia

El agente de los Mossos d’Esquadra Marc Barbarà deberá cumplir 14 años, 11 meses y 29 días de cárcel por intentar matar al taxista Hussayin Farooq, la noche del 22 de septiembre de 2011. La Sección 21 de la Audiencia de Barcelona le condena por intento de asesinato, y le aplica el agravante de alevosía. Barbarà le asestó 13 puñaladas al taxista, en el cuello, en el tórax y el abdomen. Y además, le apuntó y le disparó en dos ocasiones con su arma reglamentaria que por azar se encasquilló y no funcionó.

La principal prueba para condenar a Barbarà ha sido la propia declaración de Farooq, contrapuesta a las diversas contradicciones del acusado. Todo empezó a las nueve de la noche, en el paseo de San Juan de Barcelona, donde el taxista recogió al condenado, que le pidió que le llevase a la zona de Tiana. Ambos no se conocían de nada, según recoge la sentencia.

Barbarà pidió al conductor que no encendiese el GPS, que él le guiaría. Al llegar a una zona boscosa de Sant Fost de Campsentelles, le dijo que parase. Cuando Farooq le solicitó que le pagase los 25,40 euros de la carrera, el condenado sacó un cuchillo “que había mantenido oculto, y con intención de acabar con la vida del taxista” le acuchilló en el cuello.

En la refriega, Farooq logró salir del coche, pero el procesado le siguió, le apuntó en la cabeza, y disparó, pero el arma no funcionó. Barbarà huyó luego en el taxi, dejando a Farooq herido gravemente en la calle. Pero se confundió de camino, y regresó al lugar. Salió del coche, recogió su arma reglamentaria que había dejado en el suelo y “apretó de nuevo el gatillo” contra Farooq, que volvió a fallar.

Barbarà deberá indemnizar además a Farooq con 184.082 euros, y permanecerá inhabilitado todo el tiempo que dure la condena. La sala reprocha además la “frialdad de ánimo e inquina” de Barbarà al agredir al taxista así como la “aleatoriedad del ataque”, que para el tribunal demuestra que el nivel de peligrosidad del agente es “extremo”.

Publicado por Infotaxi.