FAST TRACK

Cataluña ha cosido Uber a multas desde que la plataforma para compartir coche empezó a operar en España en abril de 2014. El gobierno catalán ha impuesto 560 expedientes disciplinarios, de los cuales 68 han acabado en sanción monetaria.

Por Ignasi Jorro en Barcelona

Cataluña ha cosido Uber a multas desde que llegó a España en 2014. La Generalitat muestra músculo sancionador ante el sector del taxi: ha impuesto 560 expedientes a la web para compartir coche desde que empezó a operar en la Península en abril del año pasado.

El dato, al que ha podido acceder 02B, ha trascendido durante una reunión mantenida el miércoles entre representantes del taxi y el consejero de Industria, Felip Puig. Durante el encuentro, Puig ha recordado que 68 expedientes han acabado en sanción. Además, desde marzo, Cataluña ha bloqueado a 22 vehículos de transporte ilegal y ha impuesto 133 multas.

El carrusel de expedientes se conoce cuando la Generalitat prepara el aterrizaje legal de las webs de economía colaborativa. Fuentes del gobierno catalán han confirmado que el nuevo marco legal –inédito en España- no llegará antes de que termine la legislatura. En la redacción del mismo participan todos los actores: operadores y sectores afectados.

Mano dura

No obstante, el gobierno catalán rehúye una huelga de taxistas en pleno periodo preelectoral. El ejecutivo de Mas insiste en que “una cosa es la economía colaborativa y otra muy distinta, laeconomía ilegal”. Siguiendo esta distinción, Uber podría operar sólo con vehículos y licencias legales en España, nunca con su formato actual.

Por su parte, la Plataforma Contra el Intrusismoadvierte que “no dejará resquicio legal a Uber”. El portavoz de la agrupación, que reúne a la mayoría de asociaciones del sector, ha recordado que no toleraránplataformas que no cumplan con la legalidad, y que “el taxi morirá matando”, en referencia a las familias que viven del sector.

Publicado por 02B