Cabify aspira a tener 100 coches y el 10 % del mercado del taxi

POR MIGUEL TOMÁS

Negocia un cambio legislativo nacional y no teme a las modificaciones legales que promueve la Generalitat

VALENCIA La aplicación Cabify, que permite solicitar un vehículo con conductor para servicios que habitualmente hacen los taxis, se presentó ayer en Valencia con el propósito de llegar a 100 coches el año que viene y ocupar entre el 5 y el 10 por ciento de ese mercado. Sus promotores esperan además que los ministerios de Hacienda y Fomento flexibilicen la legislación para poder ampliar su negocio. Entienden que es el Gobierno el que puede legislar al respecto y no las agencias de transportes de las comunidades autónomas, que sólo tienen un carácter «ejecutor» de la legislación nacional.

Como ha venido contando este periódico, Cabify ya está funcionando en Valencia. Se trata de una aplicación que los usuarios pueden descargar en su móvil y solicitar el servicio de un vehículo con conductor para un traslado dentro de la ciudad o fuera de la misma. Y puede pedirlo para ese mismo momento o reservarlo a través de un calendario.

Para solicitarlo, el cliente entra en la aplicación, dice dónde se encuentra, elige el tipo de coche que quiere (life, executive, group, luxury o taxi) y añade un destino. Inmediatamente la aplicación le dice el precio del viaje, que será inamovible independientemente de las circunstancias que puedan darse en el trayecto (atascos, vueltas innecesarias etc.), y, si se confirma, pasa a recogerlo con una demora aproximada de 10 minutos.

El pago, finalmente, se hace con tarjeta o con cuenta de la compañía. Si se trata de un servicio life el precio es algo inferior al de un taxi convencional y si se trata de un servicio luxury (coche de alta gama, agua y chófer trajeado) es algo superior.

Para empezar, Cabify contará en Valencia con 20 vehículos, todos ellos conductores autónomos con licencia de vehículo de transporte con conductor (VTC), que es la licencia en la que legalmente se apoya ese servicio, pero para el año que viene esperan llegar a los 100 vehículos, los dos tercios de las 150 licencias de este tipo que hay autorizadas en Valencia. Eso les permitiría cubrir entre un 5 y un 10 por ciento del mercado actual del taxi.

Su idea, de todas formas, es seguir creciente y para ello negocian con los ministerios de Fomento y Hacienda la flexibilización de la ley actual, que permite una licencia de VTC por cada 30 licencias de taxi. Creen que hay buena sintonía y lo consideran lógico ante el empuje de las nuevas tecnologías y la apertura de los mercados.

En este sentido, no temen a la idea de la Generalitat Valenciana de endurecer la norma y evitar la presencia de estas aplicaciones, pues entienden que las agencias autonómicas tienen una función «ejecutiva» de lo que marca la legislación central y no pueden alterarla en lo básico./Levante

Publicado por Infotaxi.