Descargar PDF

El edil dice que la normativa ampara a los permisos en vigor antes de la entrada de la ley – El gremio debe instalar antes de julio los taxímetros y presentar una propuesta de tarifas

El Concello de Lalín no planteará una reducción en el número de licencias de taxis como pedían los responsables del colectivo local. En la reunión celebrada anoche en el consistorio, el concejal de Tráfico, Camilo González Bodaño, informó a los profesionales que la legislación establece que los permisos que estén activos en la entrada en vigor de la normativa deben mantenerse. Explicó que la ley sí contempla un procedimiento para acortar las autorizaciones, pero que todavía no está aprobado.
Camilo González Bodaño se reunió anoche con los profesionales en el consistorio.

El concejal trasladó a los taxistas presentes en el encuentro que desde el Concello se acaba de solicitar un informe a la Consellería de Medio Ambiente en relación a la posibilidad de suspender la autorización de las transmisiones, aunque están a la espera de la una contestación. En este sentido, González Bodaño precisó que con la entrada en vigor de la nueva ley, el pasado 14 de julio, sí se establecen algunas novedades como que solo puede ser titular de una licencia una persona física -antes una empresa podría tener en posesión un permiso-. En todo caso, el concejal lalinense ya avanzó que desde el grupo de gobierno no solo es que no deseen eliminar licencias, sino que desean garantizar el servicio en las mejores condiciones.

En el transcurso de la reunión el edil también trasladó a los profesionales del taxi otras particularidades de la legislación. Así, avanzó que el gremio tiene de plazo hasta julio para instalar los taxímetros en sus vehículos e iniciar, por tanto, el cobro mediante este sistema. Ello implica que la administración local deberá aprobar en pleno una tarifa urbana por el servicio, cuestión que comprende que los profesionales deban plantear una propuesta de tarifas que luego sería refrendada por el grupo de gobierno. A la espera de que los taxistas elaboren un plan de precios para viajes en la trama urbana, Bodaño insistió a los presentes en la disposición del ayuntamiento a colaborar con todos los aspectos que estén a su alcance.

Por otro lado, el alcalde, José Crespo, mantiene esta tarde (20.30 horas) una reunión con vecinos y comerciantes de las calles Pintor Colmeiro y Alcalde Ferreiro. Encima de la mesa estará mantener o no la zona azul extendida a estas rúas de forma experimental hace algo más de seis meses. Crespo tratará de buscar una solución consensuada entre las partes.

Visita el artículo original.