La Generalitat de Cataluña ha acordado destinar hasta 150.000 euros al sector del taxi para incentivar la adquisición de vehículos menos contaminantes. El consejero de Sostenibilidad de la Generalitat, Santi Vila, firmaba el pasado 30 de enero la primera resolución con las subvenciones para la compra de vehículos “limpios”  destinados al servico de taxi. 

La medida, que se enmarca en el Plan de Mejora de Calidad de Aire para 40 municipios de protección especial atmosférica, tiene como objetivo potenciar la disminución del consumo energético y de emisiones contaminantes a través de la renovación de los vehículos por modelos que generan menos dióxido de carbono (CO2), óxidos de nitrógeno (NOx) y partículas. 

El sector del taxi se considera prioritario en este Plan de Mejora ya que su flota realiza en Cataluña más de 50.000 km anuales por vehículo, sobre todo en zonas urbanas. 

La resolución,aun pendiente de su publicación en el boletín oficial, prevé destinar 150.000 euros a la renovación. Serán 100.000 euros para la compra de coches eléctricos puros y 50.000 para híbridos con emisiones inferiores a 120 g CO2 / km y 60 mg NOx / km. También para los que empleen GLP, gas natural o bifuel con motor de gasolina. Por vehículo, las ayudas se estiman en 4.000 euros para eléctricos puros y 1.000 para el resto. 

El plan busca reducir la contaminación atmosférica local en los municipios del Barcelonès, Baix Llobregat, Vallès Occidental y Vallès Oriental declarados zonas de protección especial del ambiente atmosférico

Publicado por la Gaceta del taxi