POR MIGUEL

El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, criticó este jueves la postura de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de pedir la no fijación de los precios de los taxis por parte de los ayuntamientos, y advirtió de que “no hay tarta para tanta boca” ante la posible liberalización del sector.

En su intervención en el Desayuno por Talento organizado por FSC Inserta, Amor destacó que el sector del taxi “es un servicio público” y “le corresponde a la autoridad regular ese servicio”.

Por ello, defendió que la CNMC “no puede decir que unos ayuntamientos no pueden fijar tarifa”, de forma que pidió al regulador que “lo que no pueden hacer en un sitio”, en referencia al metro o los autobuses, “no intenten hacerlo en otro sector”.

En esta línea, tras rechazar la liberalización del sector recordó que en Alemania hay un taxi por cada 1.620 alemanes, mientras que en España hay un taxi por cada 643 españoles, por lo que “no hay demanda de taxi para tanta boca”.

Servicio “modelo”
El presidente de ATA subrayó además que España cuenta con un servicio de taxi que “es un modelo”, y lamentó en este contexto que “a veces creo que hay quien tiene que justificar su nómina”.

En esta línea, advirtió del perjuicio que supondría para las personas sordas tomar un taxi sin saber cuánto le va a costar, y a las personas con discapacidad en general “tener que regatear en un Eurotaxi”.

En respuesta a los planteamientos de Competencia, la Federación Española del Taxi, Fedetaxi, ha convocado para mañana, 11 de septiembre, una manifestación en Córdoba contra la desregulación del sector y por la supervivencia de los taxistas autónomos./ El Economista.

 
Publicado por Infotaxi.