Dejadez de funciones y falta de control desde la administraciónes lo que denuncia el movimiento valenciano Autónomos Unidos. Un colectivo de taxistas que, según nos ha explicado uno de sus miembros Alfredo Ferriz, cuenta ya con casi 1.000 colaboradores.

 

Gaceta del Taxi.-¿Quiénes son Autónomos Unidos?

 

Alfredo Ferriz.-Autónomos Unidos es un movimiento de taxistas de Valencia, ni sindicato una asociación, que nace en de 2013 tras la manifestación del 22 de mayo. En ese momento somos varios los compañeros que decidimos unirnos y comenzamos a identificamos con un distintivo que llevamos en la capilla de nuestros coches. Desde entonces hasta ahora igual entre 900 y 1000 coches lo llevamos. Denunciamos que, con el cambio de leyes durante la época de bonanza,la administración ha creado un sector paralelo. Hay una guerra en la calle, donde el 75% son autónomos y el 25% ven el taxi como un negocio puro y duro.

 

G.T.-Una de sus últimas iniciativas ha sido una recogida de firmas para pedir mayor control en el alquiler de licencias. ¿Por qué deciden llevarla a cabo?

 

A.F.-Hace un mes aproximadamente iniciamos esta recogida para presentarlas en inspección de trabajo y en la seguridad social. Queremos que se cumpla la ley: que los jubilados taxistas que tienen sus licencias en activo coticen a la seguridad social como todos nosotros, que cumplan con la ley.

 

G.T.-¿Han obtenido alguna respuesta?

 

A.F.-No hemos obtenido ninguna respuesta. Pero no es la primera vez que denunciamos este tipo de actividades ilegales. Yo mismo lo hice a nivel particular y la jefa del servicio de inspección sí me confirmó que estaban trabajando en ello, pero por parte de Consellería de Transportes no tenemos nada. No nos han respondido al escrito que firmamos ocho compañeros y tampoco esperamos que lo hagan. Ya está bien de ilegalidad. No queremos corrupción, queremos un sector legal.

 

G.T.- ¿Cuál es su denuncia sobre los alquileres de licencia en Valencia?

 

A.F.-Aunque lo normal sería que una vez jubilados los titulares vendan la licencia, no lo hacen y la dan en alquiler a un tercero su licencia para que sea explotada por conductores. En muchas ocasiones se contratan asalariados por el mínimo, 2 ó 4 horas, pero después nadie controla que se cumpla con esto y al final hacen tantas horas como cualquier autónomo, saltándose el convenio. Otra práctica frecuente es que los conductores cambien de licencia y trabajen en varias a lo largo de un día.

Es un fraude a la seguridad social, a hacienda y además supone una competencia deslealhacia todos los autónomos que trabajamos en el sector, la gran mayoría.

 

G.T.-¿Cuántos coches calculan que puede haber en esta situación de alquiler?

 

A.F.-Alquiladas puede haber unas 500, siendo la mitad de viudas y jubilados y  la otra mitad de personas que no tienen dedicación exclusiva con el taxi, como son policías o guardias civiles. En total seremos unas 3.000 licencias y una sexta parte se encuentran en esta situación de fraude que nos perjudica.

 

G.T.-¿Cómo calificaría la postura de la administración con respecto a esta problemática?

 

A.F.-Hay una dejadez de funciones total, no hay ningún interés por parte de la Consellería de controlar los horarios. Presuntamente no se ha comprobado si algunos de los titulares que tienen sus licencias alquiladas están dados de alta en  autónomos a la hora de renovar sus tarjetas, y se les ha permitido sin estar dados de alta tampoco en la seguridad social. Además, las alquilan sin renunciar en ningún momento a su pensión o a parte de la misma. Pilar Álvarez Montero, jefa de servicio, es un auténtico desastre y está llevando al taxi a la ruina.

Publicado por la Gaceta del taxi.

Si quieres ver toda la entrevista consulta la web de la Gaceta del taxi.