POR MIGUEL TOMÁS

Oficiales de la policía en Holanda se hicieron pasar por pasajeros comunes para arrestar a cuatro conductores que usaban Uber para prestar servicio de transporte.

Cuatro conductores que prestaban servicio de transporte a través de la plataforma Uber (en este caso, exactamente a través de UberPoP) han sido arrestados en Amsterdam, luego de que oficiales de la policía se hicieran pasar por pasajeros. ¿La razón? En el país, lacacería de brujas en contra de Uber es cada vez más severa, y por ello no solo han sido arrestados sino que la multa podría ascender hasta los 5.300 dólares para cada uno.

Los cargos en contra de los conductores son muy claros: actuar como “taxistas ilegales”. En Holanda, para poder ejercer como Taxista se requiere una licencia y diploma certificado por el estado, algo que estos conductores y la enorme mayoría de quienes prestan sus servicios de transporte y traslado compartido a través de Uber no cuentan.

Esta es la primera vez en la región que los conductores de Uber son multados por prestar su servicio, por lo que Países Bajos se une a los territorios donde la plataforma es rechazada por el gremio de taxistas, y penalizada por el gobierno, al igual de lo que sucede en España, como es el caso en la Comunidad de Madrid donde plantean sancionar y multar a estos conductores.

De nuevo, la cacería de brujas en contra de Uber se hace fuerte en algunos territorios de Europa, en los que parece no ser aceptados como la solución innovadora que es, y con un claro rechazo a las ganas generales de cambio que existen contra los monopolios taxistas, y sus severas regulaciones y costosas licencias que afectan tanto a sus conductores como al público en general

Publicado por Infotaxi.