POR MIGUEL

Un testigo de los hechos alertó al 091 y en pocos minutos fue localizado y apresado el sospechoso

De piedra debió quedarse ayer un taxista de Alicante cuando fue interceptado por un vehículo policial que buscaba al cliente que transportaba para proceder a su detención como presunto autor de un robo con violencia. La víctima del presunto robo era la pareja del cliente del taxi, por lo que finalmente fue detenido también por malos tratos, según explicaron fuentes cercanas al caso.

 

Momento de la intervención policial en la avenida de Aguilera.

La alarma saltó en la sala del 091 sobre las diez de la mañana cuando un ciudadano llamó para comunicar que en la calle Fernando Madroñal un hombre había agarrado con fuerza a una mujer y tras sentarla le quitó dinero. A continuación se marchó en un taxi y el testigo facilitó los datos del vehículo, por lo que los coches radiopatrullas fueron alertados y en pocos minutos lo localizaron en la avenida de Aguilera.

El cliente del taxi, de 43 años, fue detenido y la Policía Nacional localizó bajo el asiento 180 euros que presuntamente le había quitado momentos antes a su pareja

Publicado por Infotaxi