Agentes de la Policía Local interceptaron ayer un vehículo particular que se dedicaba al transporte ilegal de viajeros, conocido como ‘taxi pirata’. Los hechos se produjeron cuando una dotación del cuerpo policial localizó al turismo, que circulaba por la avenida Juan Pérez Arriete en sentido hacia Málaga, y procedió a darle el alto.

En su interior viajaban el conductor, de nacionalidad marroquí y domiciliado en Cuenca, y dos pasajeros, también del mismo país. Los ocupantes declararon a los policías que habían pagado al conductor setenta euros cada uno para ser trasladados hasta Albacete.

Por todo ello, se procedió a denunciar al conductor por infracción a la Ley 2/2003, de 12 de mayo, de Ordenación de los Transportes Urbanos y Metropolitanos de Viajeros en Andalucía.

 

FUENTE: diariosur.es

Visita el artículo original.