Cabildo de Tenerife y Consistorio de Santa Cruz comenzarán a abonar esta semana los28.000 euros por licencia para retirar de la circulación 26 taxis. Con la salida de estas licencias, el sector quedaría con 972 taxis prestando servicio.

El concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, cuenta que en un principio fueron 27 los profesionales que iban a entregar su permiso aunque, finalmente y por cuestiones administrativas, se ha reducido a 26, quedando este “pendiente”. 

 

“Estamos pagando hasta las deudas que estos profesionales puedan tener contraídas con la Seguridad Social”, afirmó Arteaga, quien explicó que de la cantidad que los profesionales van a percibir por dejar de ejercer esta profesión en el municipio, el Ayuntamiento de Santa Cruz les detrae la cantidad que adeudan para ingresarles el dinero restante.

 

El político aseguró que pese a la retirada de estas licencias aún sigue habiendo un excedente en el municipio. Por este motivo, la línea es de “continuar con la retirada de permisos, pues nos hemos marcado la meta de rescatar un total de 200 licencias”. 

 

El Ayuntamiento se ha quedado con los nombres que han quedado en la reserva, es decir, con aquellos que aquellos que no pudieron entrar en esta convocatoria, para continuar con el rescate de licencias en cuanto le sea posible

Publicado por la Gaceta del taxi