El alcalde fija en primavera el inicio de las obras del aparcamiento de la plaza de Brujas y asegura que la primera fase del Parque Central estará en Fallas

20.09.2017 | 18:31

Debate sobre el estado de la ciudad de València

Ver Galería

Fotos: Fernando Bustamante

El alcalde de València, Joan Ribó, ha defendido que la ciudad está en marcha y con un dinamismo que no tenía en los últimos años del PP, a nueve de cuyos concejales les ha recordado su implicación en un caso de corrupción y los ha calificado de anacronismo. Lo ha hecho durante su intervención en el debate sobre el estado de la ciudad, que se celebra este miércoles en el Ayuntamiento de València.

Ribó no ha tardado erealizar anuncios de mayor calado. Durante su intervención inicial en el debate, en el que es el segundo debate de su legislatura, después de dos décadas sin realizarse, Ribó ha anunciado el inicio de los primeros estudios para devolver la plaza del Ayuntamiento a la ciudadanía, es decir, su peatonalizacion total o parcial.

El consistorio va a iniciar un proceso participativo con arquitectos y urbanistas para “encontrar la mejor solución para que la plaza del Ayuntamiento deje de ser una gran rotonda y pase a ser un espacio para que disfrute la ciudadanía”.

Otro de los proyectos estratégicos del ‘cap i casal’, el Parque Central, quedará inaugurado en su primera fase antes de Fallas, según ha avanzado el primer edil.

Además, las obras para finalizar el aparcamiento de la plaza de Brujas de València comenzarán “previsiblemente” en primavera. Ha asegurado que este proyecto es “una costosa inversión sin finalizar en la plaza de Brujas, que quería ser una faraónica estación de metro de la inacabada línea T2”.

Ha agregado que es un aparcamiento “fundamental para el Mercado Central” pero con “un diseño surrealista: dispone de salida de coches pero no de entrada”.

“No sufran señores y señoras del PP, que ya lo haremos nosotros. Nos ha tocado arreglar muchos de sus líos. De aquí a pocas semanas se licitarán las obras y les anuncio que previsiblemente en primavera comiencen a entrar las máquinas”, ha concluido.

En el terreno de la gestión propiamente dicha, el alcalde ha defendido su política económica, representada en el periodo de pago a proveedores o la reducción de la duda, elementos por los que ha pedido al ministro Montoro que deje de ahogar a la ciudad. Y ha enumerado la gestión de muchos pequeños proyectos que afectan a los desahucios, la vivienda, las políticas de igualdad, los deportes inclusivos, los jardines o la limpieza. También a la EMT, a cuya mejora en el número de viajeros se ha referido con profusión, y al turismo, que Ribó quiere que esté controlado ante la amenaza de caer en situaciones como la de Barcelona.

El alcalde también ha anunciado de que se va a constituir en la ciudad un centro internacional de observación, estudio e investigación sobre soberanía alimentaria que será “referencia mundial”, y que en los próximos meses se extenderá a otros barrios la recogida selectiva de materia orgánica, tras la experiencia en Benimaclet y San Marcelino, y a los centros hospitalarios.

Joan Ribó también ha avanzado que las escoletas Gent Menuda de Nazaret, El Solc de Tres Forques y Na Rovella de Quatre Carreres serán totalmente públicas el próximo curso cuando acabe su concesión a empresas privadas.

Ha dicho que hay dos nuevas líneas nocturnas de la EMT, la N3, que conectará el centro con Campanar, Benimamet y Beniferri, y la N8, que conecta el centro con la fachada marítima.

Ribó ha resaltado que se han creado dieciséis parques para disfrute y socialización de perros que “ya llegan a muchos barrios de la ciudad” y hay previsto otros cinco.

Publicado por el Levante.