La Policía Local impone, tras un aviso de Radio Tele Taxi, una sanción a un conductor que captaba clientes en la Volvo durante el segundo día en el que la plataforma de transporte opera en Alicante

José Manuel Caturla 04.06.2018 | 01:40

Instante de la denuncia que el agente impone al conductor.

Instante de la denuncia que el agente impone al conductor.información

Primeras horas de servicio y primera denuncia. El estado de alerta en el que trabajan los taxistas de Alicante ha generado el primer expediente de infracción abierto a un conductor de la plataforma tecnológica de movilidad, Cabify. El viernes 1 de junio, una flota de 50 vehículos con conductor (VTC) comenzaron a operar en Alicante, y ayer sábado, uno de ellos ya recibió una denuncia por parte de la Policía Local.

A media mañana, en las proximidades del recinto de la Volvo, frente a la zona de restauración del Puerto de Alicante, un taxista de Radio Tele Taxi observa que un conductor VTC está captando a clientes. Para los taxistas, esta es una «zona caliente», donde se genera gran movimiento de carreras a diario, pero donde la captación de clientes al vuelo solo está permitida para los taxistas autorizados, con licencia concedida por la administración. Los coches de Cabify no pueden buscar clientes, ni aceptar servicios, que no hayan pasado previamente por la plataforma digital.

Y según Radio Tele Taxi, el conductor que ayer esperaba frente a la Volvo estaba captando clientes. El hecho es que los agentes de la Policía Local acudieron al lugar, preguntaron al conductor sospechoso y levantaron acta de sanción.

Explicaciones

Según se aprecia en la fotografía adjunta, que recoge el momento de la denuncia, el conductor explicaba mostraba al agente con un ordenador cómo funciona esta plataforma de vehículos de alta gama, pero no pudo evitar que la apertura de expediente.

En opinión del presidente de la Asociación Radio Tele Taxi, Nacho Picó, el conductor denunciado «estaba allí esperando que le entrara algún cliente, cuando se sabe que esa no es la forma de funcionar de esos coches, que deben estar en su base a la espera de que les llegue algún servicio con reserva previa».

Picó fue tajante al afirmar que «no vamos a dar ni un minuto de tregua contra estos manteros del taxi». Por este motivo, la asociación ha puesto en marcha una campaña de control por las zonas con más afluencia de usuarios del taxi. De este modo, piensan compensar las posibles perdidas que reciba el sector, ya que no pueden competir con precios muy reducidos a pesar de los costes logísticos que genera esta nueva plataforma de transporte de viajeros.

Publicado por Diario Información