Un año más podemos observar en los autobuses de la EMT una campaña publicitaria potenciando el uso de transportes alternativos y públicos para que los ciudadanos/as de Valencia hagan un uso menor del vehículo privado.

Y UNA VEZ MÁS PODEMOS OBSERVAR COMO EL AYUNTAMIENTO DE VALENCIA DISCRIMINA AL SECTOR DEL TAXI EN ESTA CAMPAÑA, siendo nuestro sector, aunque privado, de interés público y un complemento muy importante al transporte público colectivo.

No entendemos las razones por las cuales año tras año se nos discrimina de esta manera en dicha campaña, como no entendemos que cuando llegan Fallas el Ayuntamiento y la Junta Central Fallera haga uso de nuestros vehículos, pero nos exijan que retiremos cualquier elemento que nos identifiquen como taxis. ¿Es que sienten vergüenza de nuestro colectivo o por alguna razón que desconocemos no les interesa promocionarlo?

Estamos cansados de ver como desde nuestro propio Ayuntamiento se nos discrimina y sentimos un agravio comparativo con otros transportes públicos de la ciudad. Si de verdad quieren que los ciudadanos se conciencien de dejar el vehículo privado en casa y que utilicen los servicios públicos u otros tipos de transporte alternativo les ofrecemos, NUEVAMENTE, algunas ideas que llevamos años proponiéndoles:

1º.- Campaña continuada del uso del transporte público durante los 365 días del año y no discriminatoria. (Ponemos nuestros vehículos a disposición del ayuntamiento para realizar estas campañas).

2º.- Que desaparezca el permiso de poder aparcar en el carril bus-taxi por las noches. De esta manera evitaremos el efecto llamada que produce esta permisividad en el uso del vehículo privado, evitaremos posibles accidentes (ya que los usuarios del taxi tienen que salir a la calzada entre coches aparcados para echarle el alto a un taxi) y ganaremos en velocidad comercial saliendo los servicios más baratos.

3º.- Campaña de controles de alcoholemia durante todos los fines de semana. Nos parece increíble que Valencia carezca de este tipo de campañas siendo la tercera provincia de España, cuando en muchas ciudades de nuestro país están al orden del día evitando de esa manera los innumerables accidentes que se producen en nuestra ciudad las madrugadas de los fines de semana y disuadiendo del uso del coche privado a quien vaya a beber alcohol.

4º.- Restricción del uso del vehículo privado desde el cinturón de Tránsitos hacia el centro de la ciudad y peatonalización del casco antiguo. Es toda una evidencia que las ciudades que han tomado estas medidas han aumentado el uso del transporte público y han reducido en mucho la contaminación acústica y ambiental. Sin ir más lejos tenemos el ejemplo de San Sebastián desde hace muchos años.

Podíamos citar muchas más. Pero si se pusieran en marcha estas propuestas sería un buen comienzo para potenciar el uso del transporte público y alternativo y tener una ciudad para los ciudadanos/as y no para los vehículos privados.

Por último anunciar que si en próximas campañas del uso del transporte público el Ayuntamiento sigue discriminando al sector del taxi no tendremos otra alternativa que efectuar acciones de denuncia pública contra el mismo.

 

Valencia 10 de octubre de 2012

LA JUNTA DIRECTIVA