Los taxistas se arrepienten de lucir la publicidad del PP de Madrid

POR MIGUEL

 – 12 MAYO, 2015
Asier Martiarena | 12/05/15

Algunos taxis con publicidad del PP han sido objetos de pintadasAlgunos taxis con publicidad del PP han sido objetos de pintadas
El ingreso de 45.000 euros extra, 50 por coche, no compensa la ira despertada en las redes sociales y los desperfectos causados por actos vandálicos. Ese es el resumen en pocas líneas de lo que está sucediendo en Madrid desde que la pasada semana Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes presentaran su campaña electoral específica para lucirse en 900 taxis de Madrid que llevarán cartelería electoral de la candidata al Ayuntamiento y de la candidata al Gobierno regional.

Desde entonces son muchos los taxistas que han comenzado a arrepentirse del acuerdo alcanzado entre el PP y la cooperativa Radioteléfono Taxi -de la que forman parte la Asociación Gremial de Autotaxi de Madrid, la Asociación Madrileña del Taxi y la Federación Profesional del Taxi-.

“Lo de menos es la gente que se hace fotos desde fuera riéndose de la cartelería, o algún usuario que rechaza el servicio alegando que prefiere montar en un taxi que no esté patrocinado por el PP”, asegura L. C. taxista madrileño que prefiere mantenerse al anonimato para evitar posibles problemas. “Lo peor es que algunos compañeros han sufrido pintadas y actos vandálicos”.

Las redes sociales han servido de altavoz para este rechazo y son muchos los que creen que la publicidad ha “ensuciado” la imagen de los taxistas. Una imagen que se calcula que se repetirá 7,2 millones de veces ya que estudios recientes cifran en 9.000 las visualizaciones generadas por coche.
Sin entrar al detalle, la Federación Profesional del Taxi de Madrid ha ratificado la postura de L.C. denunciando que la propaganda del Partido Popular ha sido “un gesto desafortunado que nos deja en muy mal lugar y que está muy por encima de los 50 euros que se van a llevar los compañeros”, ha asegurado Julio Sanz, presidente de esta federación.

“No estamos de acuerdo en que una concesión administrativa, como es un taxi, sirva para anunciar opciones políticas. Se trata de un servicio que debe mantener el principio de neutralidad ya que nuestra ideología es el cliente y sin embargo, este tipo de publicidad puede dar lugar a asociaciones indebidas”, ha asegurado.

Aparte de estas asociaciones ideológicas hay taxistas que tienen la sensación de ser unos vendidos. Se quejan de que los partidos políticos utilicen al colectivo solo en periodo electoral, después de desatender sus demandas y necesidades durante años. “Nos imponen tarifas fijas, y no defienden nuestros derechos ante la amenaza del intrusismo”. Y para ello cargan contra el PP: “Esta es, de hecho, la opción política que más daño ha causado al taxi y a los autónomos”, denuncia Sanz.

Legal desde 1998
Cristina Cifuentes y Esperanza Aguirre son las únicas candidatas que han optado por este soporte. Hasta ahora solamente Motorola, Vodafone y la Cadena Cope han pagado por hacerse visibles en este soporte. Tres empresas en 17 años. Bueno 15 ya que, aunque la publicidad en el taxi está autorizada desde 1998, en 2012 se retiró con la modificación de la nueva ordenanza reguladora del sector, para finalmente incorporarse en enero de 2014Madrid

Publicado por Infotaxi