Los taxistas alertan de atropellos en la parada de Colón por el carril bici

Tráfico asegura que el estacionamiento tendrá una zona de seguridad para los usuarios aunque la Unión Gremial reclama el proyecto de las obras

P. MORENO |  VALENCIA.

El presidente de la Unión Gremial del Taxi, Santiago Fraile, alertó ayer del problema que puede ocasionar el carril bici previsto en la ronda interior para el funcionamiento de la parada situada en la calle Colón, a la altura del cruce con la calle Hernán Cortés. En su opinión, se corre el riesgo de no garantizar la seguridad de los clientes de los taxis por posibles atropellos.

Esto se debe, comentó, a que la parada quedará en la calzada entre el carril bici y el resto del tráfico privado, a modo de barrera de protección para los ciclistas. El problema es que la parada «puede quedar inutilizada porque los clientes no podrían entrar ni por la parte izquierda ni la derecha de los vehículos».

El concejal de Tráfico, Alberto Mendoza, aseguró que el diseño contará con «todas las garantías de seguridad», al contar en la parte próxima al paso de peatones con una zona de protección por la parte izquierda de los coches.

Aún así, el responsable de Unión Gremial pidió el plan de actuación y de obras, para que «se nos permita estudiar soluciones alternativas en coordinación con los servicios de Transportes del ayuntamiento».

La decisión del gobierno municipal es incluir los 600.000 euros de inversión en los Presupuestos de 2015. La previsión es que el carril bici esté en ejecución durante cuatro meses, por lo que antes de junio podría estar en marcha.

Recorrerá toda la ronda interior por la parte izquierda de la calzada, restando un carril al tráfico privado. En los cruces se colocarán señales luminosas para ofrecer más seguridad a los ciclistas.

Mendoza se reunió precisamente este jueves con representantes del sector del taxi para resolver algunas cuestiones pendientes, entre los que se encuentra la colocación de paneles de información de tarifas en las paradas. Habrá una primera fase de seis estacionamientos y servirán para ofrecer una mejor imagen de transparencia a todos los usuarios, sobre todo a los turistas.

El proyecto de la calle Colón coincide con la reurbanización de varias calles del Ensanche, que tendrán aceras más anchas y donde el estacionamiento se reordenará por completo. Desde hace semanas se ejecutan las obras previas, tanto en la calle Hernán Cortés como en Conde Salvatierra, para la renovación de las tuberías de suministro de agua potable.

Esta semana se reunieron comerciantes de la zona para poner en común propuestas al hilo de estas obras. Fuentes de la asociación del sector en el centro indicaron que «hay calles donde se observa la apertura de zanjas y después que baja la actividad, con apenas operarios».

Esta es la impresión general que tienen la mayoría de los comerciantes, aunque fuentes municipales aseguraron que todo estará listo antes de la próxima campaña de Navidad, seguramente antes. Es uno de los compromisos con la asociación para que no haya perjuicio a los establecimientos. La reurbanización se extenderá también a las calles Félix Pizcueta y Pizarro

Publicado por las Provincias.es