POR MIGUEL TOMÁS

La tecnología aplicada a los coches permite aumentar la seguridad y reducir los accidentes. Hablamos de un vehículo que puede circular sin conductor. Su inventor asegura que así serán todos en un futuro más cercano de lo que creemos.

Marisa Dorta  |  Madrid  |

Es capaz de identificar los carriles, al resto de los vehículos, y circular a 120 kilómetros por hora en una autopista.

Al llegar a la ciudad reconoce el color de los semáforos, las señales de tráfico, a los peatones, ciclistas…y en maniobras complejas, como girar en una rotonda, circulará correctamente. Todo esto sin conductor.

Parece ciencia ficción pero ya se está probando en Alemania. Así lo cuenta Raúl Rojas, de la Universidad Libre de Berlín: “tuvimos la visita de las autoridades de tráfico de Berlín y nos hicieron pruebas de manejo, nos hicieron mostrar que el vehículo podía reconocer semáforos, pelotas que cruzaban en frente del vehículo. Después de 18 meses de prueba nos dieron el permiso de conducir”.,

Según su inventor, los vehículos sin conductor ya estarán en las ciudades en unos 40 años. O dicho de otra forma, en el futuro no tendremos coche propio sino una flota de taxis robóticos.

Raúl Rojas afirma que así es como imaginan el futuro. Es decir, que si alguien quiere ir hacia alguna parte de la ciudad, sacar el móvil o la tablet, que tienen GPS, será suficiente.

A través de esa señal GPS, el coche robotizado será capaz de saber la posición en la ciudad que está ocupando la persona. El taxi robótico recibe la llamada, se pone en movimiento y va a recogerla.

La idea es que los usuarios compartan los coches cuando tengan el mismo trayecto. El objetivo de los vehículos autónomos es mejorar la comodidad y sobre todo la seguridad en las carreteras.

Publicado por Infotaxi.