Taxistas, en la mañana del miércoles en la Estación Joaquín Sorolla./Irene Marsilla
Taxistas, en la mañana del miércoles en la Estación Joaquín Sorolla. / IRENE MARSILLA

El sector exige que servicios como Uber tengan que contratarse con un mínimo de 12 horas de antelación

Álex Serrano

ÁLEX SERRANOJueves, 24 enero 2019, 00:00

El sector del taxi valenciano ha endurecido sus peticiones a la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio respecto a la regulación de los vehículos de transporte con conductor , más conocidos como VTC, en el marco del conflicto abierto con empresas como Uber Cabify, que ponen en contacto estos turismos con los clientes. Así, las peticiones de la Confederación de Taxistas Autónomos de la Comunitat Valenciana han ido más allá que en Barcelona, donde la petición de obligar a los conductores de VTC sólo a efectuar servicios contratados una hora antes provocó el martes que las empresas más conocidas del sector amenazaran con abandonar la Ciudad Condal. En Valencia, la entidad que preside Fernando del Molino exige a la conselleria que autorice únicamente a las VTC a circular por las calles para efectuar servicios contratados con 12 horas antelación, lo que en la práctica imposibilita el funcionamiento de Uber o Cabify.

Entre las peticiones trasladadas por del Molino también destaca que las VTC no puedan esperar pasajeros a menos de 3 kilómetros de «zonas de influencia». El sector se refiere a centros neurálgicos de afluencia de usuarios como estaciones de tren o autobús, puertos, aeropuertos, centros comerciales u hospitales. También solicitan que la base de estas VTC no puede estar en esta zona de influencia y que los vehículos tengan que volver a la misma entre servicio y servicio.PUBLICIDAD

inRead invented by Teads

Los autónomos exigen a la conselleria que pida a las licencias VTC «unos requisitos de potencia, prestaciones, capacidad, dimensiones, equipamiento, antigüedad, etc., susceptibles de justificar que sean catalogados como servicio de lujo que los diferencia significativamente del taxi», según detalla el documento presentado al departamento. Además, insisten en que se prohíba a este tipo de vehículos «circular por las vías públicas en busca de clientes y propiciar la captación de viajeros que no hubiesen contratado previamente el servicio permaneciendo estacionados a tal efecto, pero esa prohibición no es efectiva en la práctica. Deben adoptarse por tanto todas las medidas necesarias para que la prohibición de captar viajeros por parte de los vehículos VTC se lleve a efecto».

Los autónomos piden que los vehículos con conductor no puedan esperar a menos de tres kilómetros de estaciones y hospitales

Otra de las peticiones a la conselleria habla de un régimen sancionador parecido al recogido en la Ley 3/2017 de 8 de noviembre respecto del taxi, «que tipifique las infracciones a las regulaciones aprobadas y posibles sanciones, tanto par los vehículos con autorizaciones VTC concedidas por la Generalitat Valenciana como para las otorgadas por otras comunidades autónomas cuando el servicio de transporte transcurra únicamente por nuestro ámbito territorial», explica del Molino en el escrito remitido a la sede de la conselleria en la Ciudad Administrativa Nou d’Octubre. En este sentido, los autónomos también apuntan que el Consell debe «adoptar las medidas necesarias y arbitrar los mecanismos oportunos para extender el control efectivo de las condiciones de explotación antes definidas a aquellos vehículos que cuenten con una autorización otorgada por una comunidad autónoma distinta y que presten servicios con un itinerarios de viaje que discurra íntegramente por el territorio al de Comunidad Valenciana».

Noticias del conflicto taxi vs VTC

Este aspecto preocupa y mucho a los taxistas, que creen que muchas de las VTC que circulan por las calles de Valencia vienen de otras comunidades autónomas cercanas, aunque aseguran que han detectado vehículos de Uber o Cabify que llegan incluso desde Castilla y León o Galicia, aunque no aportan pruebas de tales afirmaciones.

La conselleria realiza en estos días una consulta pública al sector del taxi y al de las VTC para elaborar un decreto ley que regule el transporte público de pasajeros de turismo en vías interurbanas, porque en las ciudades, como explican desde la conselleria que preside María José Salvador, la competencia es de los distintos ayuntamientos. La misma consellera aseguró la pasada semana que dispone de una «hoja de ruta propia para corregir la posible desproporción que se produzca ante el aumento de las VTC en el ámbito interurbano de la Comunitat Valenciana».

En este sentido, apuntó que «independientemente de las decisiones que se tomen en otras autonomías, la Generalitat ya ha decidido que va a regular el sector de las VTC con un decreto ley del Consell». El objetivo de la Generalitat es que «los usuarios reciban el mejor servicio» y para ello Salvador se comprometió a realizar un decreto para regular las VTC ya que el decreto ley impulsado por el Gobierno central ha habilitado a las autonomías a actuar en la gestión de estos vehículos en el ámbito interurbano y a los ayuntamientos a abordar esta cuestión en el ámbito urbano.

Medidas inmediatas

Por todo ello, Salvador señaló que se adoptarán medidas «en el ámbito interurbano competencia de la Generalitat» y pidió «la máxima participación del sector» en esta consulta para que pasados los diez días las Generalitat pueda estudiar y adoptar las medidas necesarias lo «más rápido posible». El plazo terminará, por cierto, la semana que viene.

Para el director general de Obras Públicas, Transporte y Movilidad, Carlos Domingo, el objetivo de esta consulta previa es «poder contar con las propuestas de todos para buscar las mejores fórmulas jurídicas que aseguren que los dos sectores puedan ejercer su actividad de la mejor forma posible y que los usuarios reciban el mejor servicio». Domingo comentó que, hasta ahora, el Consell ha hecho «lo máximo que podíamos hacer legalmente que era establecer un ratio: por cada 30 taxis, un VTC, y lo hemos podido hacer a través de la Ley del Taxi, pero a partir de la nueva habilitación que nos otorga el Estado, también haremos todo lo que esté en nuestras manos para buscar las mejores fórmulas para todos». En este sentido, Domingo destacó que «la regulación de las VTC en la Comunitat se puede materializar antes que en otras autonomías», por ello, el director general reclamó responsabilidad a todas las partes para «trabajar por conseguir el mejor texto posible».

A su entender, «las posiciones extremas alejadas de cualquier viabilidad jurídica o económica no conducen más que a que el problema se quede enquistado y se vaya agravando con el tiempo o que se consigan aparentes resultados a corto plazo que sean recurridos y finalmente creen mayores frustraciones», tal como explicó.

Publicado por Las Provincias.