El Índice de Precios al Consumo o IPC mide la variación de precios de los bienes y servicios necesarios para la vida cotidiana de los hogares y familias. En concreto, se miden mensualmente los precios de una serie de productos a los que se llama cesta básica. En esa cesta se excluyen e incluyen productos según varíen los usos y costumbres de los consumidores. Por ejemplo, hace 20 años no se contabilizaba el precio de la telefonía móvil, por razones obvias.

¿En qué nos afecta el IPC?

La importancia del IPC es que mide la variación de nuestro poder adquisitivo. Si suben los precios, podremos adquirir menos bienes y servicios con nuestros ingresos, por lo que se dice que perdemos poder adquisitivo: somos más pobres, aunque ganemos lo mismo.

Muchas empresas, y el Estado, ofrecen a principios de año a sus empleados o pensionistas un aumento de salarios con relación a lo que ha subido el IPC del año anterior.

Mucha gente piensa erróneamente que le han subido el sueldo, cuando si el incremento es igual a la subida del IPC, lo único que está haciendo es mantener su poder adquisitivo, porque podrá comprar lo mismo que al año anterior. Si la subida salarial es mayor que el IPC ganamos poder adquisitivo, y si la subida de salarios es menor que la subida del IPC hablamos de congelación salarial y de que perdemos poder adquisitivo.

Cómo afectan las subidas de los precios al poder adquisitivo

Por tanto, podemos decir que las subidas de precios nos afectan en tanto en cuanto no aumenten nuestros salarios para compensarlas. Aún así, como los precios suben sin parar y las subidas de salarios se hacen a principios de año, para mantener nuestro poder adquisitivo será necesaria una tasa de inflación baja o moderada que no haga que la velocidad de las subidas de precios anule las subidas salariales. De otro modo, siempre estaríamos perdiendo poder adquisitivo.

Evolución anual de los precios de consumo

La tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) general en el mes de mayo es del –1,0%, una décima mayor que la registrada el mes anterior.

El Transporte es uno de los grupos con influencia positiva que más destacan en el aumento de la tasa anual, que se sitúa en el –4,9%, dos décimas por encima de la registrada en abril, a consecuencia de que este mes los precios de los carburantes y lubricantes han subido más que el año anterior.

En lo que se refiere a la Comunitat Valenciana tenemos los siguientes índices anuales en el mes de mayo.

ÍNDICE GENERAL                                                             -1,2

  1. Alimentos y bebidas no alcohólicas                   1,4
  2. Bebidas alcohólicas y tabaco                                0,3
  3. Vestido y calzado                                                    0,7
  4. Vivienda                                                                  -7,0
  5. Menaje                                                                    -0,1
  6. Medicina                                                                 -5,1
  7. Transporte                                                             -4,8
  8. Comunicaciones                                                     1,7
  9. Ocio y cultura                                                        -1,5
  10. Enseñanza                                                              0,5
  11. Hoteles, cafés y restaurantes                              1,3
  12. Otros                                                                        1,3

Descárgate el archivo original aquí.