Fundación de la ciudad (Época republicana romana)

Casi todos los autores están de acuerdo en que la ciudad de Valencia fue fundada en el 138 antes de Cristo por el cónsul  de Hispania Décimo Junio Bruto con el nombre de Valentia Edetanorum, y que sus primeros habitantes debieron ser legionarios itálicos  licenciados de las guerras lusitanas.
Después de la caída de la monarquía romana, el poder pasó a ejercerlo el Senado de Roma, que elegía a dos cónsules  y que se encargaban del poder ejecutivo  mientras el Senado se encargaba del poder legislativo. A este periodo se le llamó  Época republicana.
El tiempo de permanencia en la legión era de veinticinco años, pasado este  tiempo el soldado era licenciado y se le  asignaban tierras en propiedad. Los legionarios tenían prohibido casarse pero era práctica habitual que estos convivieran con  mujeres (esclavas o libres) y tuvieran hijos con ellas, por lo que una vez licenciados los soldados se establecían con  sus familias en los lugares asignados.
Se ha especulado con la posibilidad de que los fundadores de la ciudad fueran los lusitanos derrotados y que  hubieran sido deportados hasta este territorio. Esta hipótesis se ha descartado en base a los nuevos hallazgos  entre los cuales se destaca la aparición de monedas acuñadas en Valencia con nombres de magistrados de clara raíz itálica. La procedencia de estos primeros pobladores podría ser la actual Campania y la Italia Central y meridional (sur de Italia).
El nombre además de Valentia que vendría a significar “valiente” no parece corresponderse con una población derrotada y  deportada, además el hecho de constituirse con el estatus de colonia itálica, le daba privilegios sobre otras ciudades  como podía ser Sagunto que sólo ostentaba el titulo de aliada y que sin embargo era mucho más antigua y poblada.
Tito Livio nos dice:  Anno Urbis conditae DCXVI Junius Brutus cónsul in Hispania ist, sub Viriatho militaverunt,  agros et oppidum dedit, quod vocatum est Valentia.
cuya traducción podría ser: En el año 616 de la fundación de Roma, Junio Bruto cónsul en Hispania, a los que habían luchado en tiempos de  Viriato, concedió campos y una ciudad  a la que se llamó Valentia.
Roma se fundó en el año 753 ac, por tanto el año 616 de la fundación de Roma se corresponde con el 138 ac de nuestro calendario.
El lugar escogido para fundar la ciudad era una  isla en medio del río Turia, la única zona apta para el cultivo ya que  todos los alrededores eran zonas pantanosas e insalubres. Se dice que desde el Puig hasta Cullera era toda zona de  marjales y pantanos y en medio la Albufera, que era veinte veces mas grande de lo que es en la actualidad. Por tanto  esta zona era la única posible para un asentamiento.
El lugar escogido además tenía dos ventajas añadidas, se situaba en el camino de la vía Heraclea, más tarde conocida  como Vía Augusta, y además en zona equidistante entre las iberas Arse (Sagunto) y Saetabis (Xátiva), lo cual permitía  un cierto control del territorio levantino. La Via Augusta cruzaba la peninsula desde Cadiz hasta los Pirineos.
La elección de un lugar tan estratégico para fundar una ciudad abona la hipótesis  de que los fundadores  no pudieron ser los lusitanos derrotados puesto que estos no serian de fiar. Era necesaria una población fiel a Roma  para dominar un  territorio todavía no controlado al poder efectivo de la republica romana.
Se calcula que el número inicial de pobladores de la nueva ciudad alcanzaría los mil quinientos o dos mil habitantes y que en principio estos habitarian en tiendas de campaña y chozas, hasta que fueran construidas las viviendas con adobe y suelo de mortero y cal.
© SIAM Ajuntament de Valencia La ciudad de Valencia se configuraba alrededor de dos calles perpendiculares en cuyo centro se situaba el foro, con sus  templos, edificios públicos y de administración. Estas calles eran el Cardo (eje norte-sur) y el decumano (eje este-oeste).  El cardo se correspondería con la actual calle Salvador y el decumano con la calle de Caballeros. El punto de unión de  ambas calles se situaba en la actual   Plaza de la Almoyna y en ese punto se situaba el foro. En los extremos de ambas calles se encontrarían las cuatro puertas con que contaba la ciudad.
La extensión aproximada de la ciudad podría establecerse entre la actual plaza de la Reina y la orilla del río Turia en el eje norte  sur, y entre la calle Serranos y la calle Avellanas en el eje este-oeste.
Poco se sabe de la época republicana de la ciudad de Valencia. Se tiene constancia que la ciudad fue arrasada en el año 75 antes de  Cristo en el marco de las guerras sertorianas. Se desconoce si la ciudad estaba amurallada en esta época, aunque es de suponer que si aunque estas no debieron de ser muy impresionantes. De hecho hay un texto de  Salustio que dice que Pompeyo derrotó a Sertorio al pie de las murallas de Valentia. Sin embargo nada se sabe de ellas ni restos han quedado.  Tivo Livio al hablar sobre Valentia la cita como un “oppydum” o ciudad fortificada. El general sertoriano de quien dependía la defensa de la ciudad llevaba por nombre Perpenna y a la larga sería derrotado por Pompeyo.
Las guerras sertorianas se inscriben en el marco de la guerra civil entre Sila y Mario por hacerse con el control del  Senado de Roma. Quinto Sertorio (Nursia 122 ac – Osca  72 ac) sobrino de Mario se hizo fuerte en Hispania con  sus legiones. Hay autores que quieren ver en Sertorio el prototipo del primer héroe o caudillo hispano.
Finalizada la guerra civil con la victoria de Sila, este quiso acabar con la resistencia de Sertorio en Hispania, para ello  envió a su general Cneo Pompeyo Magno a derrotar a Sertorio, cosa que hizo. Sertorio moriría en Osca, actual Huesca  asesinado por sus propios compañeros.
Valentia seria destruida por Pompeyo por el apoyo de la ciudad a Sertorio,  se han encontrado restos materiales de la destrucción en las excavaciones de la  Almoyna, así se han datado restos de un fuerte incendio junto a esqueletos que habían sido descuartizados (prisioneros) y  algunos restos de uso militar como escudos y “pilas o pilum” (lanzas de uso común en las legiones romanas).
La ciudad permaneció durante cincuenta años despoblada. En tiempos del emperador Augusto la ciudad fue nuevamente poblada  esta vez por gentes venidas del centro de Italia que se sumaron a los pocos habitantes que permanecían en las tierras  entonces despobladas.
Sobre la existencia de una ciudad prerromana llamada Tyris, nada se sabe y se pone en duda su existencia. Su nombre aparece  en un poema del poeta latino Rufo Festo Avieno que la cita en su obra Oda marítima en el siglo IV dc.
La ciudad de Valentia acuñó monedas de bronce, en ellas se ve el primer emblema de la ciudad: un cuerno de la abundancia con frutos  y flores (cornucopia) sobre un haz de rayos jupiterianos (del dios Jupiter).
Los restos materiales de época republicana que se han encontrado proceden en su mayoría de cerámica de filiación itálica  así como ánforas para el transporte de vino y aceite. De esta época en las excavaciones de la Almoyna se han encontrados restos de edificios como es un hórreo o granero y unas termas datadas a finales del siglo II ac.
El foro romano republicano e imperial se encontraría bajo el suelo de la actual Plaza de la Virgen, la Almoyna (ya excavada), la  Basílica de la Virgen de los Desamparados y parte de la  Catedral de Valencia.
En los años setenta del pasado siglo XX se colocó una  lápida en el suelo de la Plaza de la Virgen con una inscripción escrita en latín.  Bajo el símbolo del cuerno de la abundancia (el cuerno de Amaltea), un texto escrito por el gran investigador de la Valencia romana, José Esteve Ferriol y que parafraseando a Tito Livio dice:

ANNO DCXVI AB URBE CONDITA CXXXVIII ANTECHRISTUM D. IUNIUS BRUTUS CONSUL IN HISPANIA IS QUI SUB VIRIATHO MILITAVERANT AGROS ET OPPIDUM DEDIT QUOD VOCATUM EST VALENTIA SIC XXI SIC PLURIMA SAECULA FELICITER SENATUS POPULUS QUE VALENTINUS XXI SAECULO EXPLETO

En el año 616 desde la fundación de Roma, el año 138 aC. el cónsul Décimo Junio Bruto, a los que habían luchado en  Hispania en tiempos de Viriato dio campos y una ciudad fortificada que se llamó Valencia. Así (han pasado) 21 siglos, así  (pasen) muchos siglos más felizmente, el senado y el pueblo valenciano (lo hizo), terminado el siglo 21.

publicado y Obtenido de

www.jdiezarnal.com