Por Afp

Ginebra. Las autoridades del cantón de Ginebra en Suiza ordenaron a Uber, la compañía estadunidense de coches con conductor, que cese sus actividades de puesta en relación de clientes con chóferes profesionales (UberX), indicaron este martes varias fuentes.

“Es la primera vez que tenemos un problema de este tipo en Europa”, explicó el portavoz de Uber en Europa Occidental, Thomas Meister.

La empresa tenía hasta el 4 de marzo para solicitar convertirse en una “central” de taxis, explicó un responsable del departamento de seguridad y economía del cantón, Patrick Baud-Lavigne.

“Al comprobar que no lo había hecho (…) a finales de marzo enviamos una orden de prohibición de la actividad”, añadió.

El servicio de comercio del cantón suizo considera que “la actividad de transporte profesional de personas (…) vulnera varias disposiciones” de la legislación sobre taxis, en particular la necesidad de ser una central de taxis o limusinas para poder ejercer.

Uber propone en unos 50 países el servicio UberPOP, que relaciona a pasajeros con choferes no profesionales a través de una aplicación para móviles.

Pero en Ginebra la compañía, presente desde el pasado mes de septiembre, tan sólo ofrece su actividad de alquiler de coches con choferes profesionales (UberX).

Uber ya anunció su intención de recurrir la decisión del cantón de Ginebra

Publicado por la jornada