Por Sputnik

Madrid, 08 nov (Sputnik).- El Tratado Transatlántico de Libre Comercio e Inversiones (TTIP según sus siglas en inglés) que negocian Europa y EE UU es un “cadáver político” que tiene pocas posibilidades de salir adelante sea quien sea el ganador de las elecciones estadounidenses, afirmó Vicente Palacios, director del Observatorio de Política Exterior de la Fundación Alternativas, en declaraciones a Sputnik Nóvosti.

“El TTIP es un cadáver político en estos momentos, no existe ni a un lado ni a otro del Atlántico”, aseguró Palacios.

En opinión de este experto en política exterior, una victoria del candidato republicano Donald Trump supondría el “parón definitivo” o como poco el “bloqueo” de las negociaciones sobre el tratado.

Por otro lado, una victoria de la contendiente del Partido Demócrata, Hillary Clinton, tampoco dejaría un camino despejado para las negociaciones del acuerdo.

Aunque el punto de vista tradicional de Clinton siempre fue favorable al libre comercio, Palacios cree que su lucha en las primarias republicanas con Bernie Sanders le obligó a plegarse a las posiciones de “los sectores más de izquierda dentro del partido” y “contradecirse” en su opinión sobre el TTIP.

En cualquier caso, Palacios apunta que una victoria de Clinton no supondría la muerte definitiva de las negociaciones ya que factores como la posibilidad de que los demócratas recuperen el control del Senado en estos comicios pueden otorgarle cierto margen de maniobra.

Sin embargo, este experto señala que en Europa tampoco hay un clima favorable para que el tratado salga adelante.

“Hay una contestación muy fuerte tanto en la opinión pública de la mayoría de países como en los propios Gobiernos y Parlamentos que deberían ratificar ese acuerdo”, expone Palacios.

Además, Palacios subraya que en el próximo año deben celebrarse elecciones presidenciales en dos de los países con más peso en el club comunitario, Francia y Alemania, por lo que “no es el momento” para firmar un acuerdo que incluye postulados “muy impopulares”.

“En el caso de una victoria de Hillary, habría que sentarse y renegociar las bases del tratado, sobre todo en el ámbito de la aplicación como elementos muy sensibles relativos a los servicios públicos o el tribunal de arbitraje que dirimiría disputas entre inversores y Estados”, explicó Palacios.

Esa renegociación, expone este experto, podría llevar años y su futuro sería muy incierto ya que los Gobiernos europeos contrarios al tratado en sus términos actuales “elevarían su listón de exigencias” obligando como mínimo a una remodelación casi completa del mismo.

Finalmente, en el hipotético escenario de una victoria de Trump, Palacios cree que “tendríamos el fin de TTIP para mucho tiempo” ya que Europa no tendría “un interlocutor capaz de impulsar la negociación”. (Sputnik)

Publicado por el País.