Una mujer cruza por un paso de peatones de Cirilo Amorós con un carrito de bebé.

Publicidad

El Plan de Movilidad contempla una plataforma arbolada y el peatón como “único protagonista”Los primeros pasos del proyecto se podrían abordar dentro de la reurbanización del entorno del Mercado de Colón

CRISTÓBAL TOLEDO | Valencia09/05/2017 07:43

FacebookTwitterWhatsapp

Resuelta la prohibición de aparcar en el carril bus por la noche (comenzará a aplicarse a partir del próximo 15 de mayo tras una dura polémica entre los socios de Gobierno), la Concejalía de Movilidad que dirige Giuseppe Grezziha vuelto a fijarse en el Plan de Movilidad para acometer nuevas actuaciones en la ciudad.Una de ellas, y sobre la que ya se han comenzado a realizar las primeras consultas, es lapeatonalización de uno de los ejes comerciales más importantes de la ciudad: la calle Cirilo Amorós.

Publicidad

El Gobierno municipal, todavía en manos del PP, inició una serie de intervenciones que debían remodelar todas las vías localizadas entre la calle Colón y la Gran Vía para ampliar su espacio peatonal. La derrota electoral de los populares en 2015 dejó, sin embargo, el proyecto a medias, ya que las obras de las calles Isabel la Católica, Grabador Esteve, Sorní y Cirilo Amorós quedaron aparcadas. Ahora, la Concejalía de Movilidad ha retomado los contactos con las diferentes asociaciones para dar continuidad a este plan. Los comerciantes reclaman que los trabajos sigan con el calendario establecido, es decir, que arranquen con la intervención en Isabel la CatólicaGrabador Esteve para después seguir con Sorní y, como punto final, Cirilo Amorós. Pero en la Concejalía están analizando la posibilidad de dar la vuelta al programa e iniciar el proyecto (revisado, eso sí) con esta última calle, el eje vertebrador de todo el núcleo comercial de Pla del Real.
Las fuentes consultadas de la delegación de Grezzi sobre este proyecto se limitan a apuntar al Plan de Movilidad, el documento que aprobó el Ayuntamiento en 2013 en manos del PP. Pero, ¿Qué contempla exactamente el plan municipal sobre Cirilo Amorós?Pues su peatonalización: «La configuración actual del tráfico en esta parte del ensanche, cuyos ejes vertebradores en dirección este-oeste se localizan en la calle Colón y la Gran Vía Marqués del Turia, permitiría lapeatonalización gradual de la Calle Cirilo Amorós, atendiendo a las peculiaridades en materia de movilidad rodada, de cada uno de sus tramos».

Publicidad

Y detalla más el documento: «El innegable atractivo comercial del entorno del Mercado de Colón, propicia la peatonalización de las calles Jorge Juan y Cirilo Amorós; el interés patrimonial que posee el edificio del arquitecto Mora de 1914 (declarado Bien de Interés cultural en 2007) constituye un argumento adicional a favor de la adopción de esta medida para las calles encontradas junto al frente principal del edificio.
La sección propuesta como objetivo a alcanzar, consiste sencillamente en una única plataforma con arbolado en la que el peatón sea el único protagonista, permitiendo obviamente, el acceso rodado a aparcamiento de residentes, el de carga y descarga y el paso de vehículos en los siete cruces que se producen desde la intersección con la calle Ruzafa, hasta la Plaza de América».
El Plan de Movilidad, sin embargo, no es tajante respecto a cómo articular esta actuación y apunta a la necesidad de «ponderar» en qué medida las acciones que se pretenden llevar a cabo «son compatibles con la situación de los viales existentes», de modo que las propuestas de remodelación «se acompañen de una reflexión acerca de la intensidad que dicha remodelación debe llegar a alcanzar, desde una mera ampliación de la anchura de una acera hasta la peatonalización completa de la sección del vial».
Así, el Ayuntamiento de Valencia debeesbozar una propuesta concreta y decidir qué hacer finalmente en este eje comercial, si continuar con el proyecto emprendido en las calles aledañas o afrontar una peatonalización completa y tan sólo permitir que las calles perpendiculares sigan permitiendo el tráfico rodado. La decisión no parece estar tomada todavía y las actuaciones desarrolladas por la Concejalía de Movilidad de Grezzi en el resto de la ciudad no acaban de dilucidar completamente por qué proyecto se decantará el consistorio. Y es que, a laspeatonalizaciones completas de la Lonja y el Mercado Central, se han sumado actuaciones en el centro histórico que permiten cierta convivencia del vehículo privado. No obstante, fuentes vinculadas con el proyecto de l’Eixample consultadas por este periódico han apuntado en que las intenciones de la delegación de Grezzi apuntarían más en la dirección de una intervención contundente, estableciendo la prioridad general para los peatones en toda la calle. Un criterio que coincide con la redacción del Plan de Movilidad de 2013.
Así, el documento establece que loscriterios de diseño se plantean bajo cuatro posibilidades básicas: La primera, establecer la prioridad general para los peatones en toda un área o calle. La segunda, el paso de vehículos atravesando el área peatonal, con pérdida de prioridad. La tercera, el diseño del espacio peatonal y su relación con la edificación, incluida la previsión de ensanchamientos y áreas estanciales. Y la definitiva, el acondicionamiento del espacio peatonal, en lo relativo a mobiliario, pavimentos, etc.
La Concejalía, siguiendo lo establecido en el Plan de Movilidad, además, deberá tener en cuenta la densidad y la diversidad de usos en un espacio con una actividad comercial muy importante.
Los planes, igualmente, tendrán que estar condicionados por la localización de centros escolares y culturales, las zonas comerciales y de ocio, dos parámetros que coinciden en el enclave de Cirilo Amorós. En cualquier caso, la actuación implicará restricciones al tráfico de vehículos con distintos grados de severidad. Ahora, falta decidir si esta actuación será la próxima o si se decide esperar.

EN BUSCA DE UNA SOLUCIÓN PARA EL TREN EN VALENCIA

No será la propuesta «òptima», es decir, la original, pero el consejo de administración de la Sociedad Parque Central puede hoy aprobar una solución alternativa que permita iniciar las obras para solucionar el nudo ferroviario que hoy divide Valencia en dos. El concejal de Urbanismo, Vicent Sarrià, confió ayer en que se alcance un acuerdo con el Ministerio de Fomento para poder acometer tanto el soterramiento del canal de acceso como la estación central diseñada por César Portela y el eje pasante que debe atravesar de manera subterránea la ciudad en el menor tiempo posible. Para llegar a un pacto, el edil subrayó que se debe dar un compromiso inequívoco del ministerio. Sólo así, el consistorio cedería y autorizaría dar vía libre a una solución alternativa. El edil señaló que la administración local acude al consejo de administración «con el deseo de que el trabajo que durante estos meses ha hecho la comisión ejecutiva para intentar acercar posiciones y configurar una alternativa que sea más realizable que la alternativa original» pueda salir adelante. Tras el planteamiento original – alternativa A y que contemplaba la ejecución en una sola intervención-, el proyecto ha recibido otras opciones, la última propuesta por Fomento -alternativa D y para ejecutar en tres fases-. Finalmente, surgió la alternativa E, que combina la primera y la última apuntada por el Ministerio de Fomento y sobre la que habría un acuerdo técnico.

Publicado por el Mundo.