La Ford concede a esta empresa, investigada por la UCO, el transporte de sus empleados

  • La Policía Local de Valencia en uno de los rutinarios controles de tráfico por la ciudad

Valencia.

Tiempo de lectura 4 min.

Cerco a la corrupciónMotor

Muchos de los coches de la Policía Local de Valencia se compraron en dos concesionarios Ford, «Vedat Auto» y «Vedat Mediterránea», pertenecientes a la empresa «Viajes Transvia Tours», cuyas dependencias fueron objeto de un registro de la Guardia Civil y su director general, Urbano Catalán Lorente, interrogado por los agentes de la UCO, por lo que se encuentra en calidad de investigado como presunto autor de un delito de cohecho continuado junto al exvicealcalde de Valencia, Alfonso Grau.

Urbano Catalá Lorente es hijo de Urbano Catalán Verdoy quien, junto a su hermano Juan fundaron el grupo de empresas, que actualmente agrupa a varias decenas de ellas, entre ellas los concesionarios Ford antes citados.

La multinacional americana, con sede en Almussafes, además de esos puntos de venta de sus vehículos, concede a Herca, una firma de «Transvia», uno de los mejores contratos, el del servicio de transporte de empleados de la planta de Almussafes, que prorroga anualmente y que también es objeto de investigación en el proceso judicial, en fase de instrucción del «caso Grau».

«Herca» es una empresa destacada en el sector del transporte colectivo, que explota numerosas líneas de viajeros y colegios, así como adjudicaciones institucionales, entre otras la venta de los automóviles Ford a la Policía municipal de la capital del Turia.

Cúrcuma: ¡Descubra los 600 beneficios esta…

Los científicos alemanes han hecho recientemente un descubrimiento revolucionario sobre la cúrcuma. Resultado:… Patrocinado por estudios.cellinnov.esAcuerdos con el Ayuntamiento

No es éste el único nexo de unión con el Ayuntamiento de Valencia de acuerdo con las manifestaciones de hace unos días por parte del concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, quien denunció públicamente que el Consistorio había perdido el ingreso de siete millones de euros al regalar desde 1999 a «Transvia» y desde 2012 a «Viaje Privilege» el «Bus Turistic».

El edil informó además de que las derivaciones de Transvia llegan hasta el metro orbital, gestionado por una UTE formada por dos empresas de su mismo grupo y otra que también podría haber sido adquirida posteriormente, Edetania, para lo que reclamó también una investigación al Consell.

Explicó que, hace un año, su compañera de partido, Compromís, y actualmente vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, denunció un posible amaño para Transvia en el contrato para el servicio escolar y que la entonces consellera, María José Catalá, ya había decidido declararlo desierto.

No se detienen ahí sus cuitas con el Gobierno valenciano porque, según publicó el digital Valencia plaza, la Dirección general de Industria, que tiene las competencias sobre las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de la Comunitat, revisará la estructura societaria de la firma ITV de Levante, gestora de tres estaciones, en busca de incompatibilidades camufladas en el uso de «empresas pantalla», ya que la mercantil que explota desde 1998 las ITV de Campanar, San Antonio de Benagéber y Massalfassar está vinculada con el grupo Transvia.

La empresa utiliza una de esas estaciones para realizar la revisión técnica de sus autobuses, algo prohibido por la normativa autonómica, que entre otras incompatibilidades impide que sociedades con intereses en el sector del transporte puedan al mismo tiempo gestionar alguna ITV.

Publicado por La Razón.