Mario Silveyra, director de Cabify en España, en el Adda. Foto: RAFA MOLINA

1/04/2019 – 

ALICANTE. La compañía española de VTC Cabify ha decidido mantener su actividad en la Comunitat Valenciana pese a la entrada en vigor, este martes, del decreto del Consell para regular su actividad con diversas limitaciones. Así lo ha avanzado la firma en un comunicado este lunes en el que, si bien no explicita su decisión de mantener la actividad, señala que “está operando con normalidad” y que “trabaja ya para analizar el texto publicado y también para adaptar su modelo operativo a aquellos requisitos impuestos por la normativa autonómica”.

La aprobación del decreto, que se ha publicado este lunes en el DOGV tras ser aprobado el pasado viernes por el pleno del Consell, ha dejado en el aire la llegada de Uber a Alicante, donde iba a operar desde el pasado febrero. De momento, la compañía norteamericana no se ha pronunciado sobre su futuro en València, donde lleva implantada tres meses. Sin embargo, Cabify sí apuesta por mantener su negocio en las dos capitales donde opera desde 2018, pese a lamentar las restricciones que a su juicio supone el citado decreto.

El comunicado esgrime que la empresa tiene más de 300.000 usuarios registrados en la Comunitat Valenciana, y lamenta que la Generalitat ceda al “sector más radical del taxi” en su normativa, que según la empresa “pone en peligro 500 empleos en el sector” en la Comunitat. No obstante, avanza que “seguirá primando el compromiso con sus usuarios, sus colaboradores y con las ciudades de la región”.

La compañía expresa en el comunicado su deseo de que “en un futuro próximo sea posible tener un marco de trabajo común entre el sector del taxi y la VTC que permita la construcción de un modelo de movilidad en la ciudad orientado a reducir considerablemente el uso del vehículo particular”. Para ello, asegura, “la compañía sigue dispuesta a hablar y trabajar con la Administración para abrir nuevas vías”. El comunicado termina lamentando de nuevo una “normativa perjudicial para la movilidad de los ciudadanos” que “traerá a sus ciudades menos libertad de elección, más esperas, más congestión y, también, más contaminación”. 

Cabify, asegura, “continuará buscando soluciones y siempre poniendo por delante de cualquier otra consideración la defensa del empleo y de los intereses de los más de 300.000 usuarios registrados en València y Alicante”. Cabify cuenta con 500 vehículos operativos en la Comunitat, de los que 30 prestan servicio en Alicante.

Publicado por Valencia Plaza.