Atocha-Renfe tendrá por fin aseos para los taxistas

 

Tras varios meses de negociaciones, encuentros y desencuentros entre sector y administraciones, los taxistas de Madrid están más cerca de tener baños en la estación de Atocha, resolviéndose así un importante problema de higiene.

 

Además, se reestructurará la estación para facilitar el acceso y evitar problemas de seguridad.  Por Atocha pasan cada día más de 35.000 pasajeros y trabajan cientos de taxistas que, a veces, esperan hasta hora y media para recoger a los usuarios. Tiempo más que suficiente para que entren ganas de usar el baño. Sin embargo, la falta de unos aseos exclusivos para los profesionales ha provocado que esta importante puerta de entrada a la ciudad se haya convertido en una zona poco agradable para el olfato.

 

 

 

Una situación que está muy cerca de formar parte del pasado, tal y como nos avanzó Antonio González, secretario de la Asociación Madrileña del Taxi, AMT, quien junto con el presidente, Felipe Rodríguez Baeza, estuvo presente en el encuentro mantenido el día 8 al que también acudieron representantes de la Asociación Gremial y dos miembros de la nueva directiva de Federación Profesional del Taxi, concretamente su tesorero Joaquín Alonso y el responsable del departamento de atención al socio, Santiago Simón.

 

 

 

Desde AMT ya adelantaron a nuestro medio que “habrá baños fijos, para hombres y mujeres. Su precio por uso, 0,60 euros”. “Esperamos que las obras comiencen cuanto antes y en un plazo de dos meses poder disponer de ellos”. Además de los aseos, también se habilitará una pequeña tienda donde comprar bebidas, algo de alimentación, prensa y productos de higiene femenina. “Aquellos compañeros que necesiten usarlos sin estar en la parada, podrán parar su coche en el aparcamiento para nueve taxis que se situará a la entrada de los baños. Será por tiempo limitado, suficiente para estirar las piernas e ir al servicio”.

 

 

 

El acuerdo se ha alcanzado por unanimidad, aunque han existido discrepancias en cuanto a la cantidad que pagar, “para algunos 60 céntimos es mucho y para otros poco”, lo cierto es que todos estaban de acuerdo con que era necesario. “Tenemos que ser conscientes de que hay que pagar para mantener el servicio, especialmente la limpieza, y tener unos baños de calidad.Además la empresa nos ha anunciado que estudiará, pasado un año, si puede reducir el coste por uso a 50 céntimos. Todo dependerá del uso de los baños”, puntualizó González. El horario, en principio, será de 8 de la mañana hasta las 10 de la noche, catorce horas que abarcan las principales horas punta para el taxi.

 

 

 

Desde la Federación también se han mostrado satisfechos con la gestión aunque temen que el coste por el uso de los baños no convenza a todos los compañeros que prefieran seguir orinando gratis pero en la calle. “Nos parecen un poco caros”, matizó Simón a nuestro medio para quien, además,su localización sigue siendo demasiado lejos para los profesionales que quieran utilizarlos.

 

 

 

Malos olores y falta de higiene

 

Caros o no, lo cierto es que hasta que las obras estén concluidas, los taxistas que trabajan habitualmente en la estación tendrán que esperar para poder hacer uso de estos aseos. “Es una pena que el olor no pueda apreciarse en la revista”, nos explicó Jaime, un profesional que acude a Atocha “varias veces al día, por la mañana y por la tarde”. Además del caos organizativo, “está todo muy mal organizado, habría que estudiar medidas para agilizar la recogida de pasajeros y la salida de los vehículos”, desde hace varios años los taxistas reclaman unos aseos que les permitan hacer sus necesidades sin tener que recurrir a la pared

 

Publicado por la Gaceta del taxi