Disponían de 72 horas, sin embargo, apenas 24 horas después, la Asociación Madrileña del Taxi, (AMT) ya había ingresado  hoy los 10.000 euros determinados por el juez para aplicar las medidas cautelares que prohíben y cesan la actividad de Uber en España. Así nos lo ha confirmado en primicia el presidente Felipe Rodríguez Baeza.

 

Según ha explicado a nuestro medio Rodríguez Baeza, la cantidad de la garantía ha sido desembolsada por los miembros de la Junta Directiva a título personal. “Somos una asociación pequeña y con pocos recursos y estamos hablando de una batalla judicial larga. Desde que se inició el proceso contra Uber en el mes de octubre ya hemos desembolsado más de 7.000 euros”, ha comentado el presidente de AMT.

 

Una vez conocida la resolución, ha explicado tambien, otras organizaciones “y también muchos compañeros”, se han ofrecido para aportar dinero. Habrá ocasión porque se ha abierto un proceso que presumen largo y económicamente muy costoso, por este motivo Rodríguez Baeza ha adelantado que hoy mismo 10 de diciembre está previstoabrir una cuenta para hacer las donacionesque estimen oportunas y que permitan mantener las acciones legales contra Ub er. Recuerda el presidente de AMT que la empresa americana ya ha declarado en más de una ocasión que acudirá a los tribunales las veces que haga falta para proteger su actividad, a la que no parece dispuesta a renunciar.

 

 

Si bien Rodríguez Baeza felicita a todo el sector por lo conseguido, también ha lamentado que otras organizaciones hayan querido atribuirse un mérito que en esta ocasión corresponde por entero a AMT y a sus socios. Única entidad que optó por la vía judicial para hacer frente a la amenaza de esta plataforma digital de transporte

Publicado por la Gaceta del taxi.